15M desde Katsikas

Quinto aniversario del 15M. En Katsikas tarde lluviosa. Los charcos se forman rntre las tiendas. Frio y humedad. Menos mal que para la cena ha amainado y las hemos podido servir sin problemas. Jenny controla las  tarjetas verdes para que nadie repita o pida mas de la cuenta.

Llevar al dia el censo de este campamento es una tarea titanica. Los refugiados van y vienen pero el censo es muy importante tenerlo lo mas actualizado posible para que los repartos sean justos y equitativos.

Hablo con Berta y Maria, que han sido organizadoras del campamento y que me cuentan que Olvidados estan aqui desde marzo. Que al principio no habia casi nada pero que poco a poco se van haciendo cosas. Un servicio importante para ellos es el wifi gratuito que ha puesto la ONG Lighthouse Relief y que les permite estar en contacto con sus familiares en Siria o en Alemania.

Los ninhos u ninhas estan por todos sitios en el campamento. Se hacen clases, juegos y actividades con ellos que no son sencillas. A veces son muy colaboradores, otras pelean o hacen trampa para coger lo que se reparte mas de lo que les corresponde. Hoy con Isi y Simon he sido testigo de un reparto de globos en algun momento accidentado. La palabra del campo seria “my friend” que es como se dirigen continuamente a nosotrxs.

Hoy ha venido un alto cargo del gobierno sin ninguna parafernalia. Me dicen que los de Syriza hacen lo que pueden pero que no tienen ni un euro. El gobierno local es de derechas y colabora con poco entusiasmo. Hay un monton de campos en Grecia. Parece que hubieran querido castigar al pais por haberse puesto en su sitio hace unos meses.

Es curioso como las directivas de la UE sobre austeridad se hacen cumplir a rajatabla y las decisiones de reparto de refugiados se las pasan por los huevos, especialmente los gobiernos mas de extrema derecha y nacionalistas excluyentes.

Mientras pasa otro dia en Katsikas  llueve y el horizonte politico esta tan cerrado como las montanhas que hoy no se dejan ver. Pese a todo la solidaridad de los voluntarixs y la dignidad de los refugiados ponen una luz en este panorama sombrio. Como dice Eduardo Galeano, “la dignidad de los nadies”

 

 

 

Advertisements
%d bloggers like this: