El opio del pueblo

     Ayer fue un dia de calor y esto altera el campo. Los ninhxs se ponen mas nerviosos, los adultos tambien, hay alguna pelea, pero tambien momentos muy entranhables de comunicacion. Entre las clases (ingles, arabe, aleman, matematicas), la animacion, el khalib (reparto de leche y galletas), el teatro, la musica, …se mantiene entretenidos a una parte de los ninhxs. Hay muchisimos, seguro que mas de 300.

     La escuelita esta formada por dos tiendas y no se parece en nada a lo que nos podemos imaginar los docentes. El recurso basico es una pizarra blanca. A los ninhxs se les dan cuadernos, boligrafos y colorines. Una alemana, Mia, es la particular “jefa de estudios” de este centro entre las lonas. Hay clases para  adultos y a la de arabe acuden algunos voluntarixs espanholes.

     La cocina y la denominada “shop” (la zona de reparto de ropa) funcionan bien con personas entregadas a la labor. No pasa lo mismo con el mantenimiento. Paco ha trabajado duro estos dias con ese tema pero haria falta un equipo mas estable. Comentamos que buen papel haria aqui la brigada de PRAMES  de los 80, con helicoptero incluido.

     Hablo con Juan Carlos, psicologo sevillano que ha venido con su hijo veintianhero. Vaya educacion familiar de altura. Tambien comentamos nuestra preocupacion de como se estan moldeando las mentes de los ninhxs y adultxs atrapados aqui.

    Auer fui testigo de como Isi, tinerfenha, decidia prolongar su estancia aqui para ir a ayudar a un campo mas pequenho al que suministramos. “Total no tengo nada importante que hacer en Espanha hasta el 26 de junio”, me dice. Generosa y valiente.

     Ah, que se me olvidaba! Porque he puesto el titulo a la entrada de hoy. Decia Lenin a principios del siglo XX que la religion era el opio del pueblo. Hoy el opio del pueblo es el futbol. Pero este comentatio no es para meterme con la religion o el futbol. Es para meterme con el opio.

     Domingo, 29 de mayo de 2016. Hoy tomo dia libre. Con Encarna y Paco vamos al canhon de Vikos, el Anhisclo de Grecia

     

    

Advertisements

One thought on “El opio del pueblo”

  1. Jajajajaja! Qué bueno! El opio de las sociedades aburridas y ociosas y sus gentes… Que nadie piense no sea que abran los ojos y nos descubran.

    Un abrazo a todas y todos.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s