El valor de una sonrisa 15/10/2016

     The shop es como llamamos a la zona en la que se entrega ropa y zapatos a los refugiados. Es duro el trabajo alli. Joanna, una voluntaria inglesa, me cuenta que a veces las familias rechazan lo que se les ofrece con malos modos y malas caras. Esto es duro para las personas que los atienden. Nosotros no somos los responsables de que esten aqui. Es inevitable entristecerse antes esas actitudes negativas aunque no seamos los merecedores de las mismas.

     Menos mal que ayer Joanna acudio con los acompanhantes de una excursion de los chicos a la playa. Fueron una veintena en varios coches. Llevaron incluso a un joven que va en silla de ruedas. Lo pasaron muy bien y las sonrisas ayudaron a olvidar los malos momentos vividos en la tienda.

     Estas actividades y otras muchas son posibles porque voluntarixs y organizaciones alquilan coches y furgonetas y los ponen al servicio de las multiples necesidades de desplazamiento, transorte y gestiones que siempre hay. Pagando la gasolina y con una sonrisa en la boca. Siempre.

     Raquel, que es medica, me cuenta sobre la atencion sanitaria. Los casos mas graves,se atienden en el hospital. Hay casos de amputados, paraliticos cerebrales, encefalopatias y urgencias de todo tipo. Hay un consultorio medico en el campo a cargo de Medicos del Mundo tres dias por semana. Van a mas campos y no pueden dedicar mas horas a este. Para horarios de tarde y noche hay un medico militar. 

     La situacion es precaria. Tambien colaboran los voluntarixs que estudian o trabajan en el campo sanitario. Mencion especial a lxs fisios y su papel clave para tratamientos de secuelas de heridas de guerra y otras contracturas debidas a las malas condiciones de descanso o a la ansiedad. Tratamientos que si no fuera por ellxs quedarian sin atender. 

     Manhana domingo es ahora el dia libre en Katsikas. No escribire el blog. Pero quedare con varios amigos que vienen desde Sabinhanigo y Zaragoza. Tambien se han movido y recogido  dinero. La solidaridad sale como las setas. Si llueve, claro, y hay condiciones. En este caso son la valentia y la generosidad.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s