Campo abierto, campo cerrado  18/10/2016

     Hoy ha sido una manhana de actividad en el campo. A primera hora varios camiones han empezado a traer casas prefabricadas. Las han empezado a instalar. Al mismo tiempo un autobus esperaba para trasladar a una veintena de refugiados hacia Patras. Los llevan a un hotel y a la vista del problema que han planteado los anteriores, van a un lugar cerca de una ciudad y, muy importante, de un hospital.

     La experiencia del traslado de los anteriores grupos a hoteles de alta montanya ha planteado problemas. Tienen techo, calefaccion y comida pero estan en areas de montanha, aislados, con problemas de transporte y muy alejados de los servicios sanitarios y educativos. Cada solucion a un problema lleva en su germen un nuevo problema. 

     Aqui ya se empieza a dar por sentado que en pocas semanas se desalojara el campo. Pero…aparece una nueva perspectiva en el horizonte. Ahora es un campo abierto, en el que todos los refugiados son legales, entraron a Grecia antes del acuerdo con Turquia en marzo. Ahora hablan de que se transforme en un centro cerrado, para ilegales, de los que siguen llegando desde Turquia y que tienen abarrotadas las islas de Kios y Lesbos. A la falta de noticias contribuye la actitud de ACNUR que no informa claramente sobre sus planes.

     Al mismo tiempo se ponia en marcha otra actividad. A las 9.00 un grupo de clown ingleses hacia un pasacalles por el campo, con juegos y canciones para llevar a los ninhos y ninhas a la escuela. Alli se habian previsto actividades de higiene bucodental antes de empezar las clases. Tambien se ha organizado el horario con un recreo en el que se repartira el jalib. Hay un buen grupo de voluntarixs con ganas de ensenhar y de motivar para ir a la escuela.

     En algunos sitios de Grecia se ha enpezado a escolarizar a los refugiados. En los colegios griegos, en horario de tarde, separados de los locales, para materias instrumentales como matematicas, griego o ingles. Pese a no compartir horario sino solo el espacio, las APAS han mostrado en varios sitios su oposicion. Esto ha pasado en Filippiada, uno de los campos “sucursales” de Katsikas.

     Pese a todo, Katsikas no se rinde. Pero cada despedida es una nueva ruptura; dejar a quien ha acabado siendo tu familia durante unos meses y emprender otra vez la ruta de la Odisea, llena de interrogantes, con un incierto destino.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s