Noche de Reyes  19/10/2016

     El otro dia hicimos un reparto de juguetes en el campo. Se habian preparado bolsas con los juguetes para repartir por las tiendas. Un grupo de voluntarios lo hacia acompanhado por ninhos y ninhas alegres y ruidosos. El ultimo reparto fue cuando ya habia anochecido. Figuras negras en la oscuridad. Como una noche de Reyes. Se oian las aclamaciones a uno de los voluntarios mas veteranos y queridos. El Rey se llamaba en esta ocasion Giovanni.

     Me recuerda por la manhana el Huffington Post que se cumplen cinco anhos de guerra en Siria. Que triste aniversario y sin perspectivas a la vista. La primavera arabe llevo sin transicion al invierno sirio. He puesto el video en mi facebook.

     Tambien he puesto fotos de las nuevas casas prefabricadas que se estan instalando. Cambia la fisonomia de Katsikas. Hoy hemos visitado el Yazidi camp en el otro lado de la ciudad. Duras condiciones de habitabilidad que se compensan con la fuerza que da verse todos juntos y unidos. No saben cuanto tiempo seguiran alli pero tienen claro que si se mueven lo haran todos juntos.

     La aplicacion de la legislacion de reagrupamiento tiene sus efectos perversos. Como el caso de tres hermanos. Los dos mayores ya lo han conseguido. Pueden salir de Grecia, pero el pequenho que era menor de edad cuando iniciaron la peticion ahora es mayor de edad. Tiene que iniciar de nuevo el expediente. Salen ya los dos mayores o esperan al pequenho? Duros dilemas que resolver.

     Otra historia de papeles. Ahora es una voluntaria chilena, animadora del Habibi Center. Paso unas horas a Albania para renovar su visado, como habia hecho otras veces, cada tres meses. Esta vez no le han dejado volver a entrar a Grecia. Le dicen que vaya tres meses a Chile y que vuelva a pedir el visado de turista. Mientras la experiencia educativa pierde una persona clave. El derecho a la movilidad para los que no tienen el pasaporte de la UE es una carrera de obstaculos.

     Mi ultimo dia en Katsikas. Dia de despedidas, de balance, de recuerdos amistosos y entranhables. Como dice Galeano, mucha gente pequenha, haciendo cosas pequenhas, pueden cambiar el mundo. Que pequenho me siento! Como cuando esperaba a los Reyes.

     

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s