SICK OF WAITING 28.02.2018

Enfermos de esperar. Este fue un movimiento que se desarrollo en 2017, en diferentes lugares de Europa, y al que nos sumamos con una concentracion desde el Valle de Benasque. Maria y Berta, amigas y companyeras de voluntariado en Katsikas estuvieron y continuan dando empuje a toda esta lucha.

Hoy, las redes sociales, ayudan a mantener el contacto con gente que nos hemos conocido en esta aventura solidaria. Asi sigo los pasos de Gamu Sino en Serbia o del Botarga de Albandiego en las islas griegas. Luchando contra dificultades de todo tipo y las peores, sin duda, las que ponen los gobiernos, sus administraciones y su policia, que son los que mas deberian ayudar.

En Ventimiglia -3°, cielo plomizo y viento helador. Otro dia mas los repartos, las recargas, los desayunos y cenas,… toda esa actividad que no sabe de dias laborables y festivos; aqui todo son lunes al raso.

Esperamos una furgoneta de Lleida pels refugiats el sabado. Habra que hacer sitio en el almacen, que es a la vez oficina, “tienda” y lenyera. Es un problema de todas estas ONG pequenyas, el de la financiacion estable y a largo plazo. Alquilar un almacen mas grande o un espacio para las actividades con mujeres es complicado si no hay garantias de poder mantenerlo un minimo de seis meses por lo menos.

El primer dia que llegue habia una reunion sobre una marcha reivindicativa que se quiere hacer entre Ventimiglia y Calais, dos tapones humanitarios en las fronteras. Empezaria en Ventimiglia el 29 de abril y acabaria en Calais el 8 de julio. Por Niza, Marsella, Lyon, Dijon, Paris y Lille. Senderismo solidario e inmersion linguistica. Si alguien se anima le paso el contacto. Los lemas son “Por la acogida de los refugiados”, “Contra el bloqueo de fronteras” y “Contra la ausencia de Solidaridad”

Me llega un articulo de Pilar de la Vega a traves de FB, Mirar para otro lado. Recomendable. Mirar siempre de frente aunque tiene sus riesgos. Una historia de aqui. El bar Hobbit se destaco por su apoyo a los refugiados. Les dejaba recargar el movil y conectar a internet por un euro. Eso le ha supuesto el boicot de una parte de su clientela local. Pero siguen adelante. Con una foto que le hice a un cartel que vi alli el primer dia, y que me resulto familiar, y con mi admiracion por quienes localmente apoyan, despido mi cronica

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s